Guía del poker en línea

De todos los juegos de cartas a los que se juegan en Internet, el poker es sin duda el más popular, y uno de los que tienen más variantes. En Chile, se juega en establecimientos físicos, en casa y en casinos en línea, gratis y por dinero real. A diferencia de las tragamonedas, el poker en línea requiere habilidad y estrategia para ganar una mano. Como tal, atrae a los jugadores que disfrutan de los juegos basados en habilidades donde la concentración es la clave para ganar.

El mundo del poker en línea es bastante amplio, y ciertamente vale la pena explorarlo. La mayoría de los jugadores estarán familiarizados con la versión multijugador en línea, que se juega en sitios específicos de todo el mundo. Se trata de juegos clásicos en los que cada jugador se une a una mesa y compite por un pozo central. La plataforma sirve como sala virtual o página de inicio para la cual se desarrolla el juego. Esta versión es popular entre expertos y jugadores experimentados que quieren perfeccionar sus habilidades.

Cómo jugar en los casinos en línea

La forma más fácil y conveniente de jugar al poker en línea es en un casino en línea. Todos los mejores establecimientos de juegos de azar ofrecerán una gama completa de juegos de mesa y de tarjeta electrónica, y como es de esperar, hay muchas variantes disponibles para todos los tipos de jugadores.

Comienza con el poker de video

Para cualquiera que esté empezando, esta es quizás la mejor manera de hacerlo, ya que rápidamente aprenderás las diferentes clasificaciones de mano que llevan a la victoria.

La versión en video está basada en el clásico Stud de cinco cartas, donde el objetivo es crear la mano con la mayor puntuación posible quedándose y descartando cartas. Con una sola pantalla, el juego se juega uno frente a uno, contra la casa o el crupier virtual.

Inicialmente se te reparten cinco cartas. De este primer reparto, debes elegir qué cartas quieres quedarte y cuáles quieres descartar. Cualquier carta descartada será reemplazada en el próximo reparto. Después del reparto final, se te pagará de acuerdo a la puntuación de tu mano.

La versión más popular es Jacks or Better, donde un par de Jacks incluso da dinero. En esta versión, existe la posibilidad de ganar 5000 monedas por conseguir una escalera real. Otras variedades populares incluyen Ases y caras, Deuces Wild y 10's or Better.

Prueba tu suerte en las mesas

Además de la versión en video, los casinos en línea ofrecen poker de estilo casino donde juegas directamente contra el crupier en lugar de otros jugadores en torno a la mesa. Esto incluye títulos como Casino Hold'em, Caribbean Stud y Texas Hold'em.

Las reglas aquí son muy similares a las de las versiones físicas, excepto que cada jugador compite contra el crupier por la apuesta “inicial” y “jugar”. Algunos jugadores disfrutan de la versión de tres cartas, que es una mezcla entre Stud y Blackjack. El objetivo es vencer al crupier creando una mano de tres cartas más alta que la del crupier. Primero se hace una apuesta previa, luego se reparte el juego completo de cartas. En este punto, debes decidir si retirarte o continuar con la apuesta. Si tu mano gana, se te paga incluso el dinero de las apuestas “inicial” y “jugar”.

Juega contra un crupier en vivo

El póker en línea es también uno de los juegos que se han beneficiado de la introducción de los casinos con crupier en vivo. A diferencia de la versión electrónica, la versión con crupier en vivo utiliza cartas reales, mesas reales y crupieres reales.

Utilizando tecnología de difusión de video en tiempo real, los jugadores se conectan directamente a un crupier en vivo en un estudio profesional. Puedes ver y escuchar todo lo que el crupier hace y dice y comunicarte a través de la ventana de chat incorporada. Es como estar en un verdadero establecimiento físico, sentado frente a una mesa de verdad.

Las opciones más populares de crupieres en vivo incluyen Casino Hold'em, de tres cartas, Caribbean Stud y Ultimate Texas Hold'em.

Si estás listo para jugar al poker, echa un vistazo a los sitios que te sugerimos, ¡y consigue ganar!