Proyecto de Brasil sobre apuestas deportivas toma forma

Yaco Vallejo - 16 Septiembre 2019

Progreso en el proyecto de ley sobre apuestas deportivas en Brasil En respuesta a la consulta pública sobre las regulaciones de apuestas deportivas de Brasil que concluyó en agosto del presente año, el gobierno brasileño dará a conocer un primer proyecto de ley que estará disponible para comentarios públicos prontamente.

La Secretaría de Evaluación, Planificación, Energía y Lotería de la nación, SECAP, que es una división del Ministerio de Economía, está en proceso de redactar el proyecto de decreto.  Las apuestas deportivas se legalizaron en Brasil en diciembre del año anterior.

Impuestos en las licencias

Las fuentes revelan que, en primera instancia, se exigirá un impuesto sobre ventas del 1% a todos los licenciatarios. Además, no habrá límite en la cantidad de licencias de apuestas deportivas que se otorgarán, es decir, una buena noticia para los operadores.

Lo que esto conlleva para la industria es que el Gobierno brasileño está a pasos de una importante expansión en términos de apuestas deportivas. Sin embargo, no saldrá barato. Para operar, los aspirantes deberán desembolsar una tarifa de autorización de 3 millones de reales brasileños (unos US$740.000) en un pago único.

La licencia obtenida tendrá una validez de nueve años. A este pago único le seguirá un cargo mensual de 20.000 reales para los operadores de apuestas en establecimientos tradicionales y una cifra que asciende a los 30.000 reales brasileños para los operadores online. Aquellos operadores activos en ambos canales, les corresponden 45.000 reales brasileños. Las licencias pueden renovarse a un valor actualizado tras el término del período inicial de su licencia.

Mucho más de lo esperado

La consulta, que llamó a los ciudadanos de Brasil a expresar su opinión sobre cómo regular las apuestas deportivas en el gigante sudamericano, se llevó a cabo durante julio y agosto. Esto incluyó la presentación de más de 1.800 propuestas y consultas, incluyendo alrededor de 600 provenientes de operadores de juegos de azar. Según parece, el significativo volumen de reacciones fue sorpresivo para el Ministerio, ya que presuntamente estableció un récord de propuestas para una consulta pública.

La segunda consulta que se organizará será sobre el proyecto de ley, que actualmente se está finalizando. Este se presentará en septiembre, aunque aún no se ha anunciado una fecha exacta. Esta será la última oportunidad de la industria y de los ciudadanos para manifestar sus opiniones sobre la agenda regulatoria propuesta para las apuestas deportivas en Brasil.

Finalmente avanzando

Tras años de retrasos y esperanzas truncadas, la aprobación de la Medida Provisional 846/18 en diciembre del año pasado otorgó a los legisladores plazo hasta 2020 para desarrollar un marco de regulaciones.

La intención del gobierno brasileño es controlar el gran mercado aún no regulado por medio de la implementación de estas regulaciones, lo que le permitirá generar ingresos y recaudación de impuestos para el estado, aumentar la inversión extranjera y generar empleos, así como conservar la integridad de los eventos deportivos.