Enjoy demanda a Sun Dreams ante el TDLC

Yaco Vallejo - 27 Agosto 2019

Entrada del casino Enjoy PucónEnjoy demanda a Sun Dreams ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia

En un nuevo capítulo en la ya longeva disputa entre dos grandes empresas de casinos nacionales, la operadora Enjoy decidió llevar sus disputas con Sun Dreams, operadora de la red Monticello, ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia.

Los antecedentes

La disputa se remonta a junio de 2018, cuando la Superintendencia de Casinos de Juego otorgó licencias de operación para cinco casinos que, hasta entonces, operaban bajo concesión municipal. Como resultado del proceso, Enjoy se adjudicó los casinos de Coquimbo, Viña del Mar y Pucón, que ya se encontraban bajo su gestión. Además, logró obtener el permiso para operar el casino de Puerto Varas, el que, hasta el momento, había estado en manos de Sun Dreams.  

Después de este resultado, comienza un largo historial de idas y venidas judiciales. El primer movimiento hecho por Sun Dreams consistió en presentar dos recursos de reclamación en contra de la Superintendencia de Casinos de Juego, relativos a los procesos de adjudicación de los casinos de Puerto Varas y Pucón y en los que alegaba la ilegalidad de las resoluciones adoptadas por la SJC.

Dicha ilegalidad se asentaba sobre consideraciones técnicas que harían los proyectos inviables y que no habrían sido justamente sopesadas en su proceso de toma de decisión por la Superintendencia. No obstante, la Corte de Apelaciones de Santiago desestimó ambos recursos, sosteniendo la legalidad del proceso.

El siguiente paso dado por Sun Dreams fue la presentación de un recurso de queja, en contra de la resolución del tribunal de instancia de Santiago, ante la Corte Suprema chilena. Sin embargo, este recurso no prosperó, debido a que la legislación en la materia, la Ley de Casinos, indica que contra las resoluciones de la Superintendencia de Casinos de Juego solo se puede alegar en el tribunal de instancia, es decir, en las cortes de apelaciones.

Para sortear esta dificultad, Sun Dreams recurrió al Tribunal Constitucional, solicitándole a este último que declarara inaplicable en la causa la regla que establece la antedicha norma. Una vez más, la corte desestimó las pretensiones de los operadores de Monticello, alegando que el requerimiento de inaplicabilidad presentado carecía de fundamentos suficientes.

La denuncia ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia

Así las cosas, Enjoy ha optado ahora por recurrir por su parte al Tribunal de Defensa de la Libre Competencia, argumentando que la permanente judicialización del proceso ha sido una estrategia de su oponente, Sun Dreams, para retrasar el proceso de construcción de los casinos de Pucón y Puerto Varas. La empresa ganadora de estas adjudicaciones alega que, dado que la Ley de Casinos establece un plazo de dos años para iniciar las construcciones y que ya han transcurrido catorce meses desde la adjudicación, está en riesgo de sufrir graves sanciones por parte de la SCJ, incluyendo la pérdida del permiso de operación.

En definitiva, Enjoy denuncia que las acciones de Sun Dreams están apuntadas a expulsarla del mercado, con lo cual una demanda ante el TDLC por competencia desleal se vuelve pertinente. Según la demandante, esta práctica de competencia desleal debería significar para Sun Dreams una multa a beneficio fiscal. En su escrito de demanda, Enjoy ha propuesto que esta se fije en 15 000 unidades tributarias anuales; esto es, el equivalente a 12,5 millones de dólares.

Hasta ahora las únicas actuaciones en la causa ante el Tribunal de Defensa de Libre Competencia se reducen al acogimiento de la demanda por parte de este organismo y al envío de un oficio a la Fiscalía Nacional Económica, a efectos de ponerla en conocimiento de la existencia de la causa.

El rol del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia

El Tribunal de Defensa de la Libre Competencia es una institución incorporada al ordenamiento jurídico chileno en fecha relativamente reciente: su puesta en pie data del año 2003. Como su nombre lo indica, esta corte especial está dedica a tratar sobre asuntos que afectan la libre competencia en el mercado chileno y velar por la correcta aplicación de la Ley sobre Libre Competencia, trabajando en estrecha relación con la Fiscalía Nacional Económica.

De esta manera, el TDLC ha estado involucrado en connotados casos de colusión entre empresas, como lo han sido, en la historia reciente, los conocidos “Caso Farmacias”, en el que se demostró que tres cadenas de farmacias con presencia nacional habían acordado los precios de 220 medicamentos; “Caso Pollos”, en el que se probó la colusión de cuatro empresas partícipes en la industria avícola; y el “Caso Papel Confort”, en el que se condenó a dos empresas por haber fijado precios de venta de mutuo acuerdo y haberse repartido cuotas de mercado.

En definitiva, si bien en un mercado altamente regulado por las autoridades, como lo es el de casino de juegos, este tipo de conflictos judiciales pueden convertirse en la norma, no queda más que esperar su pronta resolución para que las nuevas inversiones puedan generar el impacto positivo que se espera que tengan en las ciudades de Pucón y Puerto Varas.